Miles Davis – Kind of Blue

Publicado en junio 13, 2011

4


Descarga este disco

Kind of Blue es el disco más vendido de la historia del jazz, y es sin duda alguna el primer paso para quien quiera internarse en el género más improvisacional. Es el Quijote del Jazz.

Al igual que John Lennon dijo que si el Rock&Roll no se llamara así debería llamarse Chuck Berry, Quincy Jones dijo que bastaría con tener Kind of Blue para poder explicar el género.

Grabado en tan sólo dos días (que no en una sola toma, como dice el rumor, pero sí sin ensayos previos), el magnífico sexteto formado por, entre otros, el trompetista Miles Davis, el saxofonista John Coltrane (otra de las grandiosas figuras del jazz) o Bill Evans al piano generó una de las obras maestras no sólo del jazz, sino de la música.

Criado musicalmente junto a Charlie Parker, que rompió los moldes del swing de Benny Goodman desarrollando el bebop, Miles Davis decide alejarse de ese subgénero del jazz que decide acudir de nuevo al swing y al sonido europeo (el conocido como cool) y se embarca en el hardbop, que disfruta nutriéndose de nuevo del blues y el gospel para adquirir un sonido jazzísticamente más puro.

El disco empieza con la mítica “So What”. Un par de notas que se han convertido ya en clásico y en carne de música de fondo de la restauración alimenticia italiana moderna (sí, es cierto, escuché a Miles Davis en un Gino´s). Ese “tuuuuuuuuuuuu tu” ya mítico de Miles da lugar al saxofón de Coltrane, vigoroso y bopero como pocos, para luego volver a Miles.

Siguiendo la estela melódica de la primera canción, “Freddie Freeloader” sigue evolucionando, esta vez hacia un sonido más alegre. Wynton Kelly comienza al piano, para que Miles profundice en la mágica atmósfera nocturna. Coltrane aparece después recordando que la placidez en la noche llega después de la diversión con, de nuevo, una poderosa demostración sonora.

“Blue in Green”, la pieza más melódica del disco, nos conquista con el tranquilo y penetrante piano de Bill Evans, ebanística interpretación que penetra en nuestros cerebros, evocando días de lluvia y niebla. Una acidísima trompeta nos mete de lleno en la noche hollywoodense de James Ellroy, mientras que el más dulce saxofón de Coltrane nos traslada a la Manhattan de Woody Allen. Magistral.

La gigantesca “All Blues” continua con esta obra maestra, con de nuevo unos sonidos iniciales que se insertan en nuestro cajón de las melodías para no querer irse nunca.

“Flamenco Sketches” es la quinta y última canción del disco. Con una trompeta amistosa y melancólica, como los amigos que, sudados tras jugar al fútbol, vuelven agotados y silenciosos a sus casas, contemplando el ocaso a través de un cristal de autobús que recorre el laberinto urbano con paciente transitar. Final tranquilo, siesta después de opípara comida. Un levísimo toque flamenco se deja notar a lo largo de la canción a través del piano, dándole sentido al título de la canción .

Regalado por Julia Roberts a Richard Gere en “Una Novia a la fuga”, es sin duda alguna el disco perfecto para los no iniciados al jazz. Representa además una equilibrada mezcla de las distintas corrientes jazzísticas. Suave, melódico, generalmente tranquilo (excepto quizás en su comienzo) es sin duda un disco para escuchar y escuchar, pues siempre aparecerán noctámbulos matices que se arrojarán con premura a nuestros tímpanos.

Posted in: Jazz