Carlos Santana – Supernatural

Posted on junio 28, 2011

1



Descargar – Carlos Santana – Supernatural

Carlos Santana fue reconocido en su juventud por su gran talento para transmitir con su guitarra sentimientos como la alegría, la paz, la pasión o la esperanza, prefiriendo muchas veces el sonido profundo a la técnica (como por ejemplo con sus eternos slides). Aunque navegó por los terrenos del jazz rock por los que creó algunas obras realmente interesantes, su gran contribución a la música popular vino del rock latino, de cuya expansión mundial se le puede reconocer como principal impulsor. De hecho es el primer músico latino en ingresar en el Salón de la Fama del Rock & Roll.

Idealista, hippie (participó en Woodstock), con mucha base blusera, tuvo éxitos que tocaremos en otra ocasión como “Europa” o “Samba pa ti”, que le valieron el reconocimiento mundial, aunque acabó perdiéndose en un segundo plano hasta que en 1999 presenta este disco.

Ya alejado de sus inicios, muchísimo menos técnico, muy pop, este disco alcanzó la fama y el éxito (nueve Grammy) basándose en la profundidad sonora que siempre ha logrado conservar el guitarrista mexicano y en el sonido pegadizo de sus canciones: mezcla de sonidos latinos, guitarra, frescura y participaciones realmente bien elegidas, como la del grupo Maná, Lauryn Hill o Eric Clapton (otro guitarrista con evolución pop).

El álbum consigue refrescar el sonido latino, con auténticos hits como “Corazón Espinado” o “Maria, Maria”, y aunque Santana intentaría agarrarse a esta fórmula con el siguiente disco, “Shaman” o ya agónicamente intentar seguir en la ola del éxito con disco de grandes éxitos (o con participaciones con Steve Tyler) su sonido, ya en decadencia, acabaría por hartar a un público que vería en sus siguientes discos lo mismo que en Supernatural, pero de peor calidad.

Por ello Supernatural sigue siendo el último gran disco de Santana, con unos solos de guitarra cálidamente sentimentales que aún no se repetirían frustrantemente en los siguientes discos, y que por tanto suenan aún originales, con canciones más rápidas o lentas, enriquecidas enormemente por la participación de otros artistas, que difícilmente acaban aportando algo negativo.

Empezamos el disco con (Da Le) Yaleo, cuyo estilo va a ser la tónica general del disco junto a las canciones más tranquilas y románticas. Voces y ritmos latinos que se entremezclan con la cálida guitarra de Santana, de forma muy suave y pegadiza, casi pop latino, sin olvidar las raíces instrumentalistas del guitarrista, mostradas tanto en sus solos de guitarra como en las partes en que se da preponderancia a la batería o al piano.

La segunda canción, Love of my Life, con la colaboración de Dave Matthews, es una canción más tranquila y romántica, como decíamos antes, que sin embargo muta hacia el primer estilo hacia la mitad de la canción.

La tercera canción es Put Your Lights On, para mi gusto una de las mejores del disco, con la grave voz de Everlast como conductor de un sonido que a ratos se atreve a ser un poco más durillo, dándole a la canción el toque especial que la diferencia de las otras del disco, más pop. Una guitarra distorsionada enriquece sobremanera esta canción, que se sale del tranquilo regusto latino por unos momentos para recordarnos que a Santana no le asusta ensuciar alguna vez que otra las cuerdas.

Africa Bamba es otra canción del estilo general del disco, empezando tranquilo y cambiando el ritmo luego para acoplarlo a un sonido más dinámico.

La quinta canción es Smooth, una de las más populares del disco, precisamente por saber equilibrar los ritmos latinos, la guitarra, las percusiones, los sonidos secundarios (trompetas) y la voz del cantante en una velocidad media, fórmula que Santana repite en otras canciones (no sólo en este disco sino también en los que vendrían después) hasta la extenuación, pero que cuando logra equilibrar, como digo, le lleva al éxito.

Do You Like the Way es otra de mis canciones preferidas del disco, precisamente por ser distinta a la mayoría. Lo que hizo que Supernatural tuviera éxito fue la aportación de la guitarra de Carlos Santana a una mezcla de sonido pop/latino bastante asequible a los oídos, pero son las canciones en que se fusionan estilos donde Santana alcanza un escalón distinto, menos apreciado por la masa, más apreciado por la crítica. Y esta canción, con Lauryn Hill y su mezcla de Soul/R&B/HipHop mezclándose con la guitarra del mexicano, permite soñar con lo que Santana podría haber conseguido de no haber seguido la senda de los “Corazón Espinado” o “Smooth” sino de haber continuado con la fusión de estilos.

En Maria, Maria, otra de las canciones más populares del disco, Santana decide acudir de nuevo a los antiguos The Fugees para traerse esta vez a Wyclef Jean, en una canción más calma, muy melódica, alternándose la eléctrica y la electroacústica.

Después de atravesar el ecuador del disco llegamos a Migra, la canción más dura del disco, muy influida en la letra por los pensamientos de Santana, siempre próximos a la Alegría y a la Luz, con el mexicano aproximándose de nuevo a ese sonido sucio y distorsionado que comentábamos antes.

Al igual que con Smooth, Corazón Espinado acude de nuevo a una colaboración para hacer de puente entre su sonido y el sonido popular, de nuevo alcanzando el equilibrio y alcanzando el éxito.

Wishing It Was, con un comienzo playero, nos relaja y nos evoca el paradisíaco paisaje de aguas cristalinas en blancos arenales, antes de escuchar El Farol, una canción completamente instrumental, tierna y dulce pero no exenta de melancolía.

Acabando ya el disco llega Primavera, una nueva vuelta de tuerca sobre el mismo estilo, para acabar terminando con The Calling, donde participa el mísmisimo (y también poperizado) Eric Clapton, para que se ponga un poquito las pilas técnicamente antes de despedirnos de Supernatural. Decente interpretación común, aunque ni mucho menos para tirar cohetes. No he logrado encontrar video con Clapton.

En resumen este es un buen disco para escuchar como sonido de fondo, para tener en cuenta si se quiere profundizar en el rock latino, pero supone un signo evidente de decadencia para uno de los grandes y más apasionados guitarristas de la historia. Un disco cuyo éxito sólo se explica en parte por el poco éxito que tuvo Santana en el pasado, pese a ser muy apreciado por la crítica por sus numerosas incursiones musicales, y por otra parte porque ofrece un sonido muy fresco, muy amigable y muy moderno al introducir el sonido de la guitarra eléctrica en los ritmos latinos del pop/rock. Y precisamente contribuye al éxito el descenso técnico del guitarrista mexicano, haciendo que el oyente sólo se preocupe de secuencias de notas, barridos, algún slide, pero muy alejado de las exigencias eléctricas a las que tanto y tan bien nos acostumbró en el pasado.

Es un disco con tintes prefabricados, melódicos, creado para agradar, sencillo y dulce. Apto para quien no quiere rebuscar demasiado en la técnica y sólo quiere escuchar algo entretenido, bastante bueno para quien disfrute sin más los ritmos latino/pop/rock, frustrante para los espíritus exigentes y decepcionante para los amantes de Santana que seguimos recordando al Santana psicodélico.

Etiquetado:
Posted in: Guitar Heroes, Latino