The White Stripes – Elephant

Posted on julio 25, 2011

2


Descargar – The White Stripes – Elephant

Como un bombazo cayó este disco en las listas británicas y posteriormente en todo el mundo, hasta el punto de que, en el siguiente disco de esta banda ya extinta, la Rolling Stone diría que debes estar pasándolo muy mal ahora mismo, si eres una banda de rock y no eres The White Stripes.

Efectivamente este cuarto disco Elephant (de ahí la pista de la semana sobre el marfil) sería el que les daría el empujón definitivo hacia la fama, antes de hacer tres discos más, ya consagrados, para luego separarse y realizar diversos proyectos cada uno por su lado.

Porque solamente son dos los componentes de la banda, Jack y Meg White, hermanos, que se encargan de absolutamente todo. Si Jack toca la guitarra, canta y se atreve con el piano, Meg aporta la percusión y también su voz, bastante más dulce.

Ambos forman The White Stripes, una banda de garage rock, que como comentamos ligeramente aquí, es un género popularizado en la década de los 60, que aportaría, más que un sonido técnico, un sonido apasionado, con pocos acordes pero muy poderosos, en, como dice el título del género, un sonido de garaje, en el que parecen haberse reunido unos colegas con un par de cervezas para tocar un poco de música cañera. Este estilo sería luego la base de un género más complejo, por su ideología, como es el punk, como explicábamos en la entrada de Unknown Pleasures de Joy Division. Pero antes de eso sería realmente un género bastante popularizado por bandas como The Kinks o The Who, y bastante posteriormente, en la actualidad, con bandas como The White Stripes, The Hives o The Strokes.

Dicho ésto la banda no presenta un sonido garage puro, sino que en sus canciones insufla también el blues, el folk o el country, y logrando en cambio en otras un sonido sucísimo con aromas que empiezan a recordar a otros estilos más duros. Por lo tanto Elephant es un disco para nada estereotipado, con una mezcla de sonidos realmente atrayente, con un sonido minimalista pero magnético, ya que nuestros oídos reposarán en la tranquila pero letal percusión de Meg, mientras la lunática voz de Jack nos intenta llevar de un lado a otro de los océanos de la intimidad hasta la más absoluta y volcánica ladera eléctrica arropado por una guitarra chillona y acidísima.

14 canciones componen el disco. Allá vamos.

Empezamos fuerte, muy fuerte. Comenzamos con “Seven Nation Army”, una canción que, según Jack, debería haber sido usada para la banda sonora de alguna película de James Bond. Las primeras notas bajas, sencillísimas, se acoplan enseguida en nuestra memoria, añadiendo luego una percusión hipnótica, que espera regocijada a la voz de Jack, que parece cantar como si fuera el primo pequeño rockero del Joker. Grandísima canción, adictiva, sencillísimo y grandísimo riff, de hecho la canción ha alcanzado una fama terrible, siendo la canción que define a la banda. Aunque suelo preferir poner videos en directo, dejo el video oficial, que tiene además un diseño bastante curioso. Adictiva, fresca, rítmica, se pega a nosotros y no nos abandona.

“Black Math” continúa el trepidante comienzo del disco. De nuevo enormemente pegadiza y potente.

Siempre de negro, rojo y blanco, “There´s no home from you here” sigue directa y eléctrica hacia nuestros oídos.

En la cuarta canción, “I just don´t know what to do with myself”, asistimos de nuevo a una letra influenciada por las peleas y separaciones propias de las parejas. Como curiosidad, se criticó a Shakira por imitar el video oficial de esta canción, protagonizado por Kate Moss y dirigido por Sofía Coppola.

Después de estas cuatro espectaculares canciones llegamos a un absoluto cambio de registro con “In the cold, cold night”, donde Meg protagoniza la canción cantando.

Llegamos a la sexta canción, “I want to be the boy to warm your mother´s heart”, lenta, pero preciosa y profunda, con un solo de bendings y sonido country.

De nuevo Jack nos sorprende bajando el ritmo de nuevo del disco con esta canción acústica. Tierna y romántica, Jack no es sólo ácida guitarra, también tiene su corazoncito.

En la octava canción The White Stripes vuelve a mostrarnos que no es un grupo al uso, demostrando concretamente en este video su capacidad para comenzar con un rockero ritmo de blues para después mostrarnos la vena guitar hero acabando finalmente en su sonido hard rock. Su mezcla de estilos y su técnica es lo que les da tanta riqueza.

¿Cómo puede sonar una canción tan bien y ser sin embargo tan básica? Pues básica es la percusión y los acordes de “The hardest button to button”, y sin embargo desde el principio atrapa con esa monótona percusión. Sería tan famoso este disco que precisamente esta canción sería la que se usara a la hora de salir The White Stripes en Los Simpsons, en este video, imitando el video oficial de la canción.

La décima canción del disco, “Little Acorns” es la que tiene el sonido más duro, por no decir siniestro. Después de la cortísima “Hipnotize”, llegamos a la duodécima canción del disco, “The air near my fingers”, que persisten en el mismo estilo ya explicado.

Con “Girl, you have no faith in medicine” tenemos otra muestra de su estilo dinámico, potente, rockero y enérgico, con los dedos veloces de Jack merodeando por la guitarra en busca de los agudos matices.

Y llegamos a la última canción del disco, “Well it´s true that we love another one another”, una melodía que seguro sonará al oyente, enfatizando el cariño que sienten los hermanos entre sí.

De estilo sencillo y crudo, influencias blues y country sobre un gran poso de garage rock, presentan esa deliciosa y cañera mescolanza, acompañado del virtuosismo a la guitarra de Jack y la percusión implacable de Meg, presentándose también como rock alternativo dado su serpenteante camino entre los estilos.

Su música pues es transparente, sin falsos adornos, puros, expuestos, sugestivos, potencia eléctrica acompañada de expresivos silencios, garajeros, extravagantes (¿dije que son hermanos? ¡sorpresa! ¡no lo son!)y muy técnicos.

Una de las grandes revelaciones de la música en general y de la música británica en particular de los últimos tiempos, por lo que los considero Imprescindibles para la música moderna y Recomiendo escucharlos, porque pienso que tienen mucho que ofrecer, tanto en calidad compositiva como en la potencia y adicción de su sonido.

Posted in: Rock